apagado (off)

Misiones

 

Actualmente la comisión está formada por 3 hermanas y 2 hermanos.

Los misioneros salen en obediencia al mandato divino de “Id a predicar” pero necesitan de los que quedan en las iglesias para apoyarlos en oración y también financieramente para que ellos puedan cubrir sus necesidades materiales.

A través de los años hemos enviado ofrendas a misiones en distintos lugares del mundo, estas son algunas de ellas:

  • Pastores cubanos, dirigentes de un Hogar de niños con enfermedades contagiosas
  • Varias iglesias y hermanos de El Salvador
  • Mozambique en África
  • Una etnia indígena en Argentina llamada “los wichis”
  • Cuba para la compra de bicicletas a 8 pastores
  • México (una misión en formación)
  • Haití (luego del terremoto)
  • Colombia
  • España
  • Una reserva First Nations en Canadá

 

Desde hace varios años tenemos un compromiso fijo mensual con 5 lugares en el mundo.

  1. En Costa Rica. Familia Cetrulo, compuesta por el matrimonio Alejandro y Mercedes; 2 hijas y 1 hijo. Ellos son de nacionalidad Uruguaya pero vivían en Canadá en el momento del llamado a la mies. Estaban muy bien establecidos en Canadá, pero decidieron dejar todo y marchar a Costa Rica, en Centro América.
  2. En Latvia (Letonia en español) – uno de los países Bálticos. Nos comprometimos con una Iglesia allí dirigida por los pastores Pedraza. Se trataba de ayudarlos para darles comida 1 vez por semana a ancianos que habían quedado de la guerra.
  3. Una iglesia en El Salvador dirigida por los pastores Perdomo que dan de comer a niños.
  4. Los esposos Carrasco dejaron su hogar en Canadá y se establecieron en España, donde están haciendo una hermosa obra de Evangelismo. Allí también enviamos una ofrenda mensual.
  5. El hermano Eduardo Zamorano descendiente directo de indígenas este año recibió las credenciales de ministro ordenado. El está haciendo una magnífica obra en el Amazona no solo brasileño, sino paraguayo, boliviano y peruano, evangelizando a los asentamientos que se establecen en las orillas de los ríos.

 

Damos gracias a Dios que nos permite participar en la “Gran Comisión” por medio de ofrendas, donaciones y ventas de comidas.

 

 

Sobre el Autor